jueves, 3 de enero de 2008

El José Blanco asturiano...

En todos los partidos ha habido siempre un político que se ha dedicado a insultar, menospreciar a los demás partidos y "saltar a la yugular" del otro partido cuando éste abría la boca.



En los 80 y principios de los 90, esos puestos estaban muy claros en la política nacional: Alfonso Guerra por los socialistas, Álvarez Cascos por los populares y Cristina Almeida por los comunistas cada vez que abrían la boca era para contestar al rival.



Hoy en día, ese puesto en el PSOE lo ocupa José Blanco, aunque Diego López Garrido también intenta que su nombre salga en los periódicos. En el PP ya no está tan claro, quizás Zaplana. En IU es Llamazares, porque IU es Llamazares, él no deja a nadie ser alguien en IU.



En la política asturiana tenemos a nuestro particular José Blanco. Se llama Fernando Lastra, es portavoz del PSOE en la Junta General del Principado de Asturias, y nos ha dejado lindezas varias a lo largo de esta legislatura.



Alguno estaréis pensando que estamos equivocados, que el José Blanco de Asturias es el inefable Álvaro Cuesta. No. No porque el ilustre abogado ovetense no diga lindezas, pero es que Don Álvaro tiene poco y cada vez menos de asturiano, sin ir más lejos, se presentó hace 8 años a alcalde de Oviedo y ni se molestó en empadronarse en Oviedo, ¿para qué?. Claro, se llevó el mayor batacazo electoral del PSOE en la historia ovetense, y Don Álvaro curiosamente fue ascendido en el partido.


Don Álvaro descartado, el mejor es Fernando Lastra. Don Fernando caracteriza su talante por cosas como:

Llamó a Ana Botella "auténtica facha" un buen día que la concejala madrileña y señora de Aznar vino por Asturias invitada a dar una charla sobre servicios sociales.



Acusó a Izquierda Unida de Asturias de estar cercana al PP porque esta coalición defiende la creación de un centro de parapléjicos en Langreo (no hay ninguno en la región).


Acusó al PP de mentir sobre la Autovía del Cantábrico -autovía en construcción desde el País Vasco a Galicia, en el País Vasco y Cantabria está terminada, en Asturias hay tramos ni siquiera licitados-.



Al perder una votación el PSOE en el parlamento -pues en Asturias el PSOE gobierna en minoría-, llamó irresponsables a los diputados de la oposición, y dijo que "en Asturias gobierna el gobierno".



Otro día, ante las alarmantes cifras de emigración de la juventud asturiana (hay una generación a la que llaman "generación de Villalpando" por ser esa la estación de servicio donde paran los autobuses a Madrid que llevan a miles de asturianos), el señor Lastra decía que "no es malo salir a conocer mundo".



Sobre un concejal del PP que se pasó del PSOE al PP, lo que hizo Lastra pasando del PCE al PSOE, el portavoz del PSOE en la Junta dijo: es un sinvergüenza y un inmoral.


En plena negociación de los presupuestos asturianos con Izquierda Unida dijo que las exigencias de esta formación eran patéticas. Un gran negociador este Lastra, días después acusó a la coalición de tomar el pelo a los asturianos.

Pero la mejor de las manifestaciones la dijo don Fernando en julio, hablando sobre la elección del director de la Televisión Pública Asturiana: no debe estar sometida al arrebato de políticos resentidos. ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿Y SE ATREVE EL SEÑOR LASTRA DE HABLAR DE RESENTIDOS CUANDO LLEVA MESES INSULTANDO A LOS COMUNISTAS ÉL, UN EXCOMUNISTA????????????

La Iglesia Católica ha sido el blanco de sus ataques, pero como lo es cualquier cosa que se mueva en Asturias y no huela a socialismo rancio. Por ejemplo, ha llamado "mezquino y despreciable" al filósofo Gustavo Bueno (y Lastra es precisamente filósofo).




Fernando Lastra, el cabeza de lista del PSOE por el occidente asturiano que reside en Oviedo. Proviene del comunismo, y estos socialistas que vienen de ese lugar suelen tener un talante como el que preside toda la política actual de Zapatero: el insulto, el desprecio a todo lo que no sea socialista. Como hemos visto, llama mentirosos, fachas, mezquinos, despreciables, sinvergüenzas, inmorales, resentidos, patéticos... ese es el verdadero talante de este José Blanco asturiano, el señor Fernando Lastra: el insulto y la descalificación de los que no opinan como él.



El PSOE asturiano perderá muchos votos gracias a este sujeto con ese gran talante.

2 comentarios:

JOSÉ dijo...

La verdad es que al menos cuando te atacaba Alfonso Guerra lo hacía con gracia.
Los socialistas cuando se sienten acorralados recurren al isulto, a la guerra de IRaq y al prestige. prepárate con la crisis que se avecina, ya verás al quien le hecha la culpa.

Saludos

JOSÉ dijo...

Perdón que fallo, he puesto "echar" con h, que mal me sientan las mañanas.